Boda Marta y Juanma

Para mi, fué un autentico placer y un privilegio conocer a Marta, Juanma y la familia de ambos. Es como cuando conoces  a alguien nuevo y enseguida notos como si fuera de toda la vida. Esto del trato con las personas te permite éstos agrdables momentos.

La boda fué una preciosa jornada llena de sentimientos, lágrimas emocionantes y sonrisas a borbotones. La post-boda fué aún mejor porque ya llevábamos la amistad aprendida de la boda y nos dedicamos a divertirnos, mojarnos y reir.