Boda de Esther y Angel

Nos conocimos por recomendación de su prima Pili, a la que hice si boda no hace mucho, y desde el primer momento nos caimos de maravilla, Esther con ese nervio impetuoso y Angel con esa forma de ser tan cercana y amistosa.

Disfrutamos de un gran día con el encanto de sus familiares y amigos que me hicieron sentir muy cómodo trabajando. Boda de mascarillas con los coletazos de la pandemia pero boda de alegrias, sorpresas y lágrimas.

¡Muchas gracias por compartir todo eso conmigo pareja!